SOURCE: RoboticOncology.com

April 20, 2010 16:10 ET

El enfoque triple es importante para el tratamiento del cáncer de próstata

Con 3.000 cirugías realizadas con éxito hasta la fecha, el doctor en medicina David B. Samadi tiene grandes aspiraciones en lo que respecta a la cura del cáncer de próstata

NEW YORK, NY--(Marketwire - April 20, 2010) - El tres es un número muy importante para el doctor David Samadi, jefe de Robótica y cirugía mínimamente invasiva en Mount Sinai Medical Center. Se considera un número místico y Samadi lo ha incorporado a su prostatectomía robótica. Tras haber llevado a cabo con éxito 3.000 tratamientos para el cáncer de próstata en su trabajo, la experiencia de Samadi es incomparable. Gracias a tres becas de investigación, no solo es un consumado cirujano especializado en robótica, sino que también cuenta con una formación competente en cirugía abierta y laparoscópica. Samadi se refiere a sí mismo como «tres cirujanos en una cabeza», lo que resulta crucial en cirugía, por si necesitara cambiar de un tipo a otro de cirugía.

Opciones para el tratamiento del cáncer de próstata

Al determinar el tratamiento para el cáncer de próstata de cada paciente, el doctor Samadi usa un enfoque a tres bandas, que tiene en cuenta el nivel de antígeno prostático específico (PSA por sus siglas en inglés), el examen digital del recto (DRE por sus siglas en inglés) y los grados de Gleason. Esta información se usa como control de referencia, junto con otros factores de riesgo como el estilo de vida y los antecedentes familiares, para ayudar a tratar con éxito esta enfermedad.

En la actualidad, las opciones de tratamiento más populares para el cáncer de próstata son la radiación, la vigilancia activa y la prostatectomía. La radiación usa rayos de alta energía o semillas para matar las células cancerosas. Es idóneo para el cáncer de bajo grado limitado a la próstata y los casos de cáncer recurrentes. La vigilancia activa, conocida también como «espera vigilante», implica esperar hasta que el cáncer muestre síntomas para comenzar el tratamiento. En otros casos, atañe la supervisión exhaustiva de las pruebas, los exámenes y las ecografías del paciente para constatar el crecimiento del cáncer. La tercera opción es una prostatectomía radical, por la que se extirpa toda la glándula de la próstata. Esto se puede hacer de la forma tradicional (a través de una cirugía abierta), por laparoscopia o por medio de un robot.

Al elegir el tratamiento, como es comprensible, el doctor Samado apoya la viabilidad de la prostatectomía radical. Es, en opinión de Samadi, el método de referencia para eliminar por completo el cáncer de próstata que está limitado a la próstata. Como es natural, aboga por una prostatectomía robótica, a través del robot da Vinci, como el método más efectivo para tratar el cáncer de próstata. «La extracción de la próstata es el único modo del que puedo averiguar tres cosas: si el cáncer está contenido en un órgano, el tipo de cáncer y el estadio del cáncer», explicó Samadi.

La filosofía «tres en uno»

De acuerdo con su filosofía «tres en uno», el doctor Samadi cree que con la experiencia de la cirugía prostática abierta y la prostatectomía laparoscópica, la cirugía robótica puede ofrecer a sus pacientes la mejor cura (con niveles indetectables de PSA postoperatorio a largo plazo), la conservación del funcionamiento sexual y la continencia (consúltense los gráficos). «Los tres factores son igualmente importantes para mis pacientes y mi experiencia con la cirugía robótica se los ha proporcionado sistemáticamente», continuó Samadi.

El doctor Samadi prevé prometedores avances en el campo de la investigación del cáncer de próstata. Menciona la posibilidad de recurrir a la terapia genética, en la que las células cancerosas se infectan con genes que evitan que se multipliquen. Otro esperanzador tratamiento incluye la inmunoterapia, que estimula el propio sistema inmune del cuerpo para que ataque a las células cancerosas. Y, finalmente, se están investigando muchas vacunas potenciales para prevenir, para empezar, que el cáncer de próstata se desarrolle.

«La elección de la cirugía robótica resulta obvia. La elección de un cirujano adecuado que realice un gran volumen de estos casos y que sea también un oncólogo formado es lo más importante», dice el doctor Samadi. «He aumentado la visibilidad, la ampliación y la destreza sin temblores. El tiempo que se dedica a la cirugía se reduce a una o dos horas. Las incisiones son más pequeñas, con una pérdida de sangre mínima. Los pacientes reciben el alta en 24 horas. La recuperación es más rápida y los efectos secundarios quedan prácticamente eliminados.» Samadi está convencido de que su enfoque triple para el cáncer de próstata y la cirugía robótica componen la opción de tratamiento más eficaz disponible.

Si desea ver la versión multimedia, visite http://www2.marketwire.com/mw/release_html_b1?release_id=609584

Contact Information