SOURCE: AMD Alliance International

April 18, 2011 22:12 ET

AMD Alliance emite un llamado mundial a la acción para mejorar el cuidado de pacientes con degeneración macular relacionada con la edad (AMD) del tipo húmedo, una de las prinicipales causas de pérdida de la visión en los países desarrollados

Un nuevo informe resalta las consecuencias de tratar la AMD húmeda como una enfermedad aguda y la importancia de reconocerla como una enfermedad crónica que requiere de intervenciones repetidas y continuas para minimizar la pérdida de la visión

NUEVA YORK, NUEVA YORK--(Marketwire - Apr 18, 2011) - AMD Alliance International (AMDAI) emitió hoy un llamado mundial a la acción dirigido a la comunidad asociada con el cuidado de la visión, a fin de garantizarles el acceso a cuidados médicos a los pacientes que tienen degeneración macular relacionada con la edad (AMD) del tipo húmedo, una afección en la que los vasos sanguíneos crecen en la parte posterior del ojo y ocasionan daños severos a la visión y para brindar apoyo a la investigación continua de opciones de tratamiento mejoradas. El llamado mundial a la acción surge de un próximo informe que enfatiza la necesidad de reconocer la AMD húmeda como una enfermedad crónica, y la significativa carga emocional, física y económica asociada con el tratamiento de la enfermedad como una afección aguda. Hoy a las 10 a. m. hora del este de los EE. UU.; 3 p. m. hora británica de verano y 4 p. m. hora de verano de Europa Central, se transmitirá un webcast para discutir los detalles del informe, al que se puede tener acceso desde el enlace siguiente: www.videonewswire.com/event.asp?id=78349.

Una enfermedad se define como crónica cuando es persistente, duradera y por lo general incurable y requiere, además, de tratamiento continuo; aunque en algunos países la AMD húmeda se trata y se reintegran sus gastos como si fuera una enfermedad aguda, con menor acceso, limitando los resultados de los pacientes y colocando en peligro potencial la visión de los pacientes.

La degeneración macular asociada con la edad es una de las principales causas de ceguera en el mundo desarrollado, es tan frecuente como la enfermedad de Alzheimer, y afecta a 30 millones de personas aproximadamente en todo el mundo. Algunos sistemas de salud, incluidos aquellos en los países desarrollados, se concentran en el cuidado informal de los pacientes con episodios agudos de la enfermedad, un modelo que no es rentable para el tratamiento de la AMD húmeda y de otras enfermedades. De hecho, los datos sobre asma e insuficiencia cardiaca congestiva indican que se producen ahorros y mejoras en calidad como resultado de la gestión a largo plazo de las enfermedades crónicas fuera del hospital, al prevenir la ocurrencia de episodios.(1) A nivel mundial, el costo de las discapacidades visuales debido a la AMD en 2010 se estimó en USD 343 mil millones.(2) Esto se debe no solamente a los costos directos de tratar la enfermedad, sino también a los peligros asociados con una visión disminuida. Adicionalmente, las personas con AMD estuvieron privadas del equivalente a un promedio de seis millones de años de vida saludable debido a la discapacidad y a la muerte prematura.

"Para quienes como nosotros estamos preocupados y dedicados al cuidado de la visión, este informe pone de manifiesto la necesidad de continuar abogando por el acceso de los pacientes a la atención continua que se requiere para evitar la pérdida de visión a causa de la AMD húmeda", comentó Narinder Sharma, director ejecutivo de AMDAI. "La carga que esta enfermedad impone en pacientes, personas a cargo del cuidado de los enfermos, sistemas de salud, y en la sociedad en general puede actualmente verse aliviada solo mediante un diagnóstico oportuno, la intervención en las etapas iniciales, y la terapia sostenida, todas prácticas básicas para la gestión de afecciones crónicas, hasta que haya tratamientos más novedosos y mejores, y con suerte algún día una cura.

El informe incorpora la opinión de un panel de defensores tanto de políticas como de pacientes, al igual que grupos representativos de pacientes alrededor de Europa y los Estados Unidos. Con base en los hallazgos, AMDAI liderará a sus más de 70 grupos de pacientes alrededor del mundo a abogar por quienes tienen AMD húmeda, a solicitar acceso a un cuidado apropiado y aprobado, a terapias inocuas que ayuden a pacientes con AMD a mantener la visión durante el mayor tiempo posible y a tener vidas productivas y plenas mediante:


--  Diagnóstico en una etapa inicial y acceso a tratamiento continuo: 
    la detección en etapas iniciales es clave para salvar 
    la visión. La AMD húmeda avanza rápidamente, pero su 
    progreso se puede retrasar con un acceso sin trabas al tratamiendo 
    adecuado. 
--  Una mayor conciencia por parte del paciente y del médico: 
    la concienciación del público sobre la AMD
    húmeda se debe reforzar, de forma que los síntomas e indicios 
    se puedan identificar más fácilmente, en especial entre 
    poblaciones en riesgo.  
--  Nuevos y mejores tratamientos para AMD húmeda: los medicamentos 
    en desarrollo deben tener una inocuidad clínica y eficacia a largo
    plazo comprobada, estar disponibles a todos aquellos que viven con AMD 
    húmeda y finalmente detener el avance de la enfermedad y restaurar
    la visión. 
--  Un modelo integrado de cuidado que incluya prevención, 
    diagnóstico, tratamiento y rehabilitación: los equipos de 
    asistencia médica deben educarse a sí mismos y a sus 
    pacientes sobre la AMD húmeda para intervenir y preservar la 
    visión al máximo, así como para proporcionar recursos 
    de apoyo y rehabilitación. 

El informe reafirma que el tratamiento de la AMD húmeda como una enfermedad crónica ayudará a asegurar que los pacientes afectados reciban un atención médica oportuna y el tratamiento necesario para tener vidas más sanas, más independientes, reduciendo por tanto la necesidad de altos costos de atención médica y servicios sociales. El informe cubre el reto mundial de la AMD; los tratamientos actuales y en desarrollo; las intervenciones, tratamientos, rehabilitación y apoyo emocional necesarios; una mejor capacidad del médico para educar y prestar cuidados a los pacientes con ADM húmeda; y alentar a los pacientes a que defiendan sus propios derechos.

No existe cura para la AMD húmeda, pero hay varias terapias aprobadas en el mercado para el tratamiento de la AMD húmeda. Los tratamientos aprobados para la AMD húmeda incluyen cirugía láser, terapia fotodinámica, y más recientemente, terapia anti-VEGF que se administra con una inyección del medicamento en el ojo. Este último tratamiento puede detener y, en algunos casos, revertir la pérdida de visión.

Si bien la terapia anti-VEGF representa un avance importante en el tratamiento de la AMD húmeda, esta enfermedad aún no tiene cura. Los especialistas en el cuidado de la visión y los líderes mundiales señalan necesidades importantes aún no satisfechas: (3) métodos mejorados de suministro de medicamentos, mayor eficacia de medicamentos inyectados a nivel ocular, medicamentos que reviertan el proceso de la enfermedad, y lo más importante, un paradigma de tratamiento integrado y estandarizado que responda por la gestión crónica de la AMD húmeda.

Acerca de AMD

La degeneración macular asociada con la edad es una de las principales causas de ceguera en el mundo desarrollado, es tan frecuente como la enfermedad de Alzheimer, y afecta a 30 millones de personas aproximadamente en todo el mundo. La AMD progresiva y gradualmente disminuye la visión central necesaria para ver claramente los objetos y para realizar tareas comunes, tales como leer y manejar. En algunos casos, la AMD avanza tan lentamente que las personas notan muy pocos cambios en su visión; en otros, el avance puede conducir rápidamente a la pérdida de la visión en ambos ojos. Si bien la AMD puede ocurrir a mediana edad, las personas de más de 60 años tienen un mayor riesgo que las personas más jóvenes.

La AMD se presenta en dos formas: seca y húmeda. La AMD seca es una etapa inicial de la enfermedad que se presenta cuando las células sensibles a la luz presentes en la mácula se rompen lentamente, con lo que van nublando gradualmente la visión central en el ojo afectado. Puede ser el resultado del envejecimiento y del adelgazamiento de los tejidos maculares. Con el tiempo, como una menor parte de la mácula funciona, la visión central se pierde gradualmente en el ojo afectado. El paciente con AMD seca con seguridad tendrá visión borrosa, tendrá dificultades para reconocer rostros y necesitará más luz para leer y realizar otras actividades. La AMD seca afecta por lo general ambos ojos, pero la visión se puede perder solo en un ojo mientras el otro pareciera no verse afectado.(4)

Del 10 al 15 de los casos de ADM seca, avanzan a AMD húmeda. La AMD es la causa principal de ceguera en personas mayores de 65 años en EE. UU. y Europa. En la AMD húmeda, se desarrollan vasos sanguíneos anormales detrás de la mácula y dejan pasar sangre y fluidos que conducen a discapacidades visuales. La AMD húmeda puede conducir a la pérdida de la visión en tan solo tres meses.

Acerca de AMDAI

AMD Alliance International es la única organización internacional en el mundo dedicada exclusivamente a promover la concienciación, tratamiento e investigación sobre degeneración macular, la principal causa de pérdida de la visión en el mundo desarrollado. Somos una organización con miembros conformados por las organizaciones más importantes del mundo en materia oftalmológica, de personas de edad avanzada y organizaciones dedicadas a la investigación procedentes de 25 países.

(1) Thrall, James H., MD, , Preponderancia y costos de enfermedades médicas en un sistema de salud estructurado para el tratamiento de enfermedades agudas, Radiología, 2005

(2) El costo financiero mundial de las discapacidades visuales, Access Economics, preparado por AMD Alliance International, marzo de 2010 (costos reportados en 2008 en dólares estaodunidenses).

(3) DataMonitor: Oftalmología: Opiniones de Partes Interesadas - Marcas líderes en peligro, marzo de 2010.

(4) National Eye Institute, US National Institutes of Health, www.nei.nih.gov

Contact Information