SOURCE: National Association of Hispanic Journalists

April 01, 2010 15:23 ET

Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ) hace un llamado a funcionarios mexicanos para proteger a los periodistas; exhorta a sus colegas a que se resistan a ser silenciados

La violencia asociada con el narcotráfico en Reynosa alimenta el temor y promueve la autocensura

WASHINGTON, DC--(Marketwire - April 1, 2010) - La Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ por sus siglas en inglés) hace un llamado a los periodistas mexicanos a que mantengan su rumbo a toda costa y se resistan a ser silenciados a raíz de los recientes actos de brutalidad en la región de Reynosa en el Golfo que resultaron en el secuestro de ocho periodistas, al menos uno de ellos fatal, y se cree que todos están relacionados con la violencia por el narcotráfico que está plagando México.

La cada vez más intensa violencia y campaña de intimidación en Reynosa prácticamente ha silenciado a los medios locales, pues los periodistas que temen por su vida mientras intentan hacer su trabajo sucumben en la autocensura. Los periodistas lamentan que reportar, verificar cualquier información o incluso hacer preguntas con algún nivel de seguridad es casi imposible.

La NAHJ se une al Comité de Protección a los Periodistas para exigir al gobierno mexicano que ponga un pare a los ataques, proteja a nuestros colegas e investigue los recientes actos de violencia que dejaron a un periodista sin vida, aparentemente a causa de las lesiones sufridas en una fuerte golpiza y cuatro de los periodistas secuestrados aún están desaparecidos.

"Los capos del narcotráfico apuntan a los periodistas pues reconocen el rol decisivo que ejercen al descubrir su brutalidad y amenaza contra la sociedad civil y el imperio de la ley que imponen sus carteles", dijo O. Ricardo Pimentel, presidente de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos. "Sí, todo el mundo debe estar protegido, sin embargo el gobierno mexicano debe reconocer que los actos de violencia en contra de los periodistas en realidad están dirigidos a los pilares que sostienen un gobierno justo y representativo".

Hay un agudo aumento en la violencia en la región de Reynosa mientras el cartel del Golfo y sus antiguos aliados, los Zetas, luchan por tener el control y regulan el acceso a la ciudad en puntos de identificación establecidos. A diferencia de otras ciudades de México, como Ciudad Juárez donde las noticias acerca de las actividades del cartel aún ocupan los titulares y como resultado los medios llevan la cuenta de los muertos, la violencia en la región de Reynosa prácticamente ha silenciado a los medios locales.

Recientemente han aparecido algunos ciudadanos periodistas que intentan llenar el vacío de información, utilizando Facebook, Twitter, YouTube y otros portales de interacción social e intercambio de vídeos para contar al mundo el horror en el que viven, contradiciendo a las autoridades locales que buscan minimizar la violencia.

La NAHJ mantiene su firmeza con los reporteros en ambos lados de la frontera entre EE.UU. y México, quienes diariamente ponen su vida en riesgo. La NAHJ además exhorta a las organizaciones de medios mexicanas a unirse en solidaridad de modo que sus periodistas puedan contar con el apoyo que necesitan para continuar haciendo su trabajo, que a cambio puede mantener a sus comunidades informadas y a su gente segura.

"Tenemos la certeza de que los periodistas mexicanos continuaran reportando, a sabiendas del precio que pueden pagar por tal valentía, por lo tanto tienen nuestro sincero agradecimiento, dijo Pimentel. "Sin estos profesionales incansables y dedicados, el país no podría y no tendría ninguna oportunidad de quedar totalmente libre".

Según CPJ, México es uno de los países más peligrosos para trabajar para los periodistas. Cuarenta y cuatro periodistas han sido asesinados en México desde 1992. Las investigaciones de CPJ hallan que por lo menos 19 de ellos fueron asesinados en represalia directa por su trabajo y otros ocho han desaparecido desde 2005. CPJ dice que la mayoría de ellos cubría cuestiones de crimen organizado y corrupción gubernamental.

La Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ), fundada en 1984, tiene como misión aumentar el porcentaje de los profesionales latinos que trabajan en las salas de prensa de nuestra nación y ampliar la cobertura noticiosa de la comunidad latina. La NAHJ es la mayor organización profesional de la nación para periodistas latinos con más de 1,400 socios que trabajan en los medios de comunicación impresos, foto, difusión y en línea en inglés y español. La NAHJ es una organización no lucrativa con exención tributaria 501 (c)(3). Para más información visite, www.nahj.org.

Contact Information