SOURCE: Colombian Coffee Growers Federation-Café de Colombia

Colombian Coffee Growers Federation-Café de Colombia

November 26, 2013 12:38 ET

Colombia Cafetera Sostenible, exitoso proyecto de paz y café, arranca su segunda fase

BOGOTÁ, COLOMBIA--(Marketwired - Nov 26, 2013) - En momentos que el tema de la paz ocupa un lugar tan relevante en la agenda nacional, los proyectos de paz liderados por la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) continúan siendo un ejemplo de presencia institucional en el sector rural.

Es así como luego de la exitosa implementación de la primera fase del proyecto "Colombia Cafetera Sostenible (CCS)", que se desarrolla en la Serranía de Perijá, los socios del proyecto confirmaron el lanzamiento de su segunda fase cubriendo en total 1.400 familias cafeteras afectadas por la violencia. Se trata de un aporte indispensable y concreto que el país puede mirar como experiencias exitosas y replicables.

Colombia Cafetera Sostenible es una asociación público-privada que ha permitido a cientos de familias de cinco municipios de la Serranía del Perijá, que se habían visto aquejadas por la violencia y desplazamiento, volver a sus tierras para comenzar de cero con un proyecto de vida sostenible entorno al cultivo del café.

El proyecto atendió en una primera fase (entre septiembre de 2009 y noviembre de 2012) 600 familias de pequeños caficultores. En la segunda fase, que durará 24 meses, el número de familias beneficiadas aumenta a 800.

La segunda fase del proyecto fortalecerá la organización comunitaria y la capacidad de desarrollo para consolidar la paz y la convivencia local, así como la calidad y productividad cafetera con sistemas productivos sostenibles.

En otras palabras, en los próximos dos años se hará una contribución decisiva para la paz y el bienestar de las comunidades beneficiadas gracias al sólido andamiaje institucional de la Federación, a través del Comité Departamental de Cafeteros de Cesar-Guajira sumado al apoyo de la Fundación Douwe Egberts de los Países Bajos y los socios nacionales del proyecto.

Cumplidos a satisfacción los objetivos de la primera fase, para esta segunda etapa los socios de la FNC en el proyecto son la Fundación Douwe Egberts, la Gobernación del Cesar y la Cooperativa de Cafeteros de la Costa (Caficosta). Como elemento ilustrativo de la auto-sostenibilidad del proyecto, de los 3,4 millones de euros que fue necesario invertir en su arranque y primera fase, la segunda etapa sólo requerirá de 410 mil 587 euros.

Los cinco municipios beneficiados en el departamento del Cesar siguen siendo los mismos que en la primera fase: Agustín Codazzi, Chiriguaná, Becerril, Curumaní y La Jagua de Ibirico. Para este proyecto, que muestra resultados tan importantes como haber establecido la garantía de compra en los cinco municipios de influencia y el proceso de certificación sostenible UTZ (que seguirán operando en la segunda fase), las entidades públicas se articularon efectivamente para el desarrollo de acciones en beneficio de las familias cafeteras y se han comprometido a continuar los procesos.

La Fundación Douwe Egberts considera que hay que atreverse a trabajar con los caficultores que más lo necesitan, que el trabajo en alianza permite que todos los actores, desde la semilla hasta la taza, puedan tomar conciencia de las realidades, y que este es un programa modelo que puede aportar mucho en futuros proyectos de consolidación de paz.

"Nos tocó empezar de cero. Y en el desespero de qué camino coger, llegó este programa. Algunos ya habíamos retornado. Otros empezaron a llegar a la luz del programa", resume Leonardo Rodríguez, uno de los beneficiarios que ha cosechado importantes logros.

Área de influencia de CCD zona de conflicto armado y cultivos ilícitos

El área de influencia del proyecto fue golpeada desde los años 90s por la presencia de grupos armados ilegales y cultivos ilícitos. El 70% de los beneficiarios han sido afectados de forma directa por la violencia al recibir amenazas, verse obligados a resguardarse de combates o con la pérdida de algún familiar o conocido. El 98% de las familias tiene un nivel alto de necesidades básicas insatisfechas, incluyendo falta de acueducto, alcantarillado y electricidad, carencias básicas de la vivienda, bajo nivel educativo y problemas estructurales productivos y económicos.

En su primera fase, CCS contribuyó a crear condiciones para el retorno de los campesinos a sus tierras, la convivencia pacífica, el desarrollo humano y sostenible, y la erradicación de la pobreza.

Para la segunda fase, se fortalecerán los resultados alcanzados y se ampliará la cobertura a todas las familias para mejorar la organización y capacidad de auto-ayuda y el desarrollo comunitario, promoviendo la participación local y la cooperación con otros actores regionales. Los caficultores recibirán capacitación, asistencia técnica y acceso a apoyo financiero para mejorar el desempeño ambiental y productivo adoptando sistemas de café sostenible siguiendo la certificación UTZ.

Todo esto, incluida la mejora de 123 kms de vías terciarias, impacta positivamente la economía regional mediante la mejora del acceso a mercados y a recursos de inversión, lo que a su vez reduce la vulnerabilidad a la pobreza, la violencia y los desastres naturales.

Servicio de Extensión de la FNC y la institucionalidad cafetera acompañan los procesos de paz en el campo cafetero

Introducir a las familias beneficiadas en el universo de servicios que brinda la Federación, como la garantía de compra, la asistencia técnica y el acompañamiento permanente del Servicio de Extensión (SE) y sus políticas transversales de convivencia armónica, equidad de género y sostenibilidad, ha contribuido en gran medida al éxito del proyecto en sus fases I y II.

El SE de la Federación ha sido catalogado como uno de los mejores del mundo por expertos del programa Modernizing Extension and Advisory Services (MEAS), liderado por prestigiosas universidades americanas, que busca la modernización de los servicios de extensión y asesoría.

Los logros de CCS refuerzan los hallazgos de un reciente estudio de la Universidad de los Andes y la Universidad Libre de Bruselas, Bélgica, según el cual instituciones sólidas como la FNC y su Servicio de Extensión ayudan a atenuar los efectos negativos de la violencia.

Fundación Douwe Egberts

La Fundación DE fue establecida por DE Master Blenders 1753 en el 2002 con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de los pequeños productores de café y té. Más de diez años después, la Fundación continúa contribuyendo con fuerza a lograr diferencias estructurales para los campesinos y la sostenibilidad en estos sectores.

Para mayor información, visite http://www.defoundation.org

Acerca de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia

Es una organización sin ánimo de lucro, fundada en 1927, que agremia más de 500 mil familias productoras de café, su misión es velar por el bienestar y mejoramiento de su calidad de vida. Bajo sus programas de Sostenibilidad en Acción la FNC cuenta con una política integral dirigida a los cafeteros que abarca las áreas productivas, sociales y ambientales. Desarrolla actividades de investigación científica, transferencia de tecnología, dinamización de procesos sociales e industriales, así como de producción del café colombiano.

www.federaciondecafeteros.org @fedecafeteros

Contact Information