SOURCE: Pearson, Simon, Warshaw & Penny

July 12, 2011 17:08 ET

DEMANDA COLECTIVA ENTABLADA CONTRA EL BANCO DE AMÉRICA A FAVOR DE INVERSIONISTAS Y PROPIETARIOS DE VIVIENDA LATINOS QUIENES PERDIERON MILLIONES EN UNA ESTAFA DE PONZI DIRIGIDA POR JUAN RANGEL

LOS ANGELES, CA--(Marketwire - Jul 12, 2011) - Se ha nombrado al Banco de América como la parte acusada en una demanda colectiva entablada el 30 de junio de 2011 en el Tribunal Superior de Los Ángeles a favor de cientos de propietarios de vivienda de Los Ángeles y inversionistas quienes perdieron millones de dólares en una estafa Ponzi altamente compleja por medio de la empresa Financial Plus Investments y otras entidades dirigidas por Juan Rangel.

La demanda entablada por los bufetes de abogados de Pearson, Simon, Warshaw & Penny, LLP; Capretz Associates; y Girardi & Keese, cuyos clientes son los miembros que forman parte de la demanda colectiva y que en su mayoría son Latinos, por ende, se dice que empleados del Banco de América y la gerencia del banco tenían conocimiento o deberían de haber tenido conocimiento de la estafa Ponzi. El Banco de América a pesar de tener conocimiento de la misma, auxilio e incito el fraude cometido por Rangel al seguir proporcionando servicios bancarios, tanto a Rangel como a sus asociados. Dony González, el gerente anterior de una sucursal de Banco de América, fue imputado y declarado culpable de recibir sobornos de Rangel a cambio de asistir al mismo con varias transacciones que facilitaron una estafa Ponzi.

La demanda colectiva dice que entre noviembre de 2007 a Julio de 2008, Rangel utilizo Financial Plus Investments tanto como otras de sus empresas financieras, para defraudar a familias trabajadoras por medio de inversiones de hipotecas y ejecución de hipotecas de rescate que le dio ganancias netas a Rangel de aproximadamente 30 millones de dólares. La empresas de Rangel cesaron de operar en julio de 2008 y el mismo fue arrestado por agentes federales en agosto de 2008.

En octubre de 2010, Rangel se declaro culpable por un cargo de fraude por correo y por un cargo de blanqueo de dinero. En febrero de 2011, fue condenado a 22 años en la prisión federal por la estafa Ponzi. En abril de 2011, Rangel recibió siete años y tres meses por sobornar a un funcionario bancario y por blanqueo de dinero; esta condena será cumplida simultáneamente con la condena anterior. También, se ha nombrado a Pablo Araque como uno de los acusados en la demanda colectiva, quien proveyó servicios contables a Financial Plus. Araque fue imputado y será sometido a juicio en febrero de 2012.

"Los miembros de la demanda colectiva son personas trabajadoras quienes en su mayoría, le confiaron a Rangel todos sus ahorros de vida. Están económicamente devastados por la pérdida del dinero que se invirtió con Rangel y todas sus empresas," dijo George Trevor de Pearson, Simon, Warshaw & Penny, LLP. "Instituciones financieras como el Banco de América están sumamente capacitadas para detectar este tipo de fraude, no solo pueden, sino que deben cuestionar actividades sospechosas en cuentas bancarias de comercio, como la transferencia de altas sumas de dinero de las cuentas de Financial Plus a cuentas bancarias personales de Rangel en México, como se dice en la acusación.

Conforme a la demanda colectiva, Rangel se aprovechaba de familias hispano-parlantes, familias trabajadoras de su propia comunidad. Utilizaba lazos comunes para que invirtieran dinero que no tenían el lujo de perder. Rangel les informo que los fondos serian usados para comprar y vender bienes inmuebles proporcionando prestamos con altas tasas de interés a propietarios de viviendas afligidas. Rangel les garantizo ganancias de hasta un 60% por cada año, y les dijo que sus inversiones estaban seguras porque estaban garantizadas por los títulos sobre los bienes inmuebles.

A cambio de la inversión con Financial Plus, Rangel tanto como aquellos que fungían por instrucciones del mismo, proporcionaron pagares a inversionistas que les garantizaba un alto índice de ganancia, por lo general, un cinco por ciento por mes, tanto como ganancias sobre el capital invertido. Sin embargo, conforme a la demanda colectiva, solo una fracción mínima del dinero que recibió Financial Plus de los inversionistas se uso para invertir en bienes inmuebles o para proporcionar prestamos a propietarios afligidos. Por lo tanto, Rangel y Financial Plus uso el dinero de otros inversionistas o el capital invertido de los inversionistas para realizar pagos a inversionistas cada mes calificándolos como las ganancias de sus inversiones. Mientras tanto, Rangel desvió una gran suma de capital invertido para su propio uso y para solventar una vida de despilfarro financiado por fondos invertidos de miembros de la demanda colectiva.

La demanda colectiva, causa numero BC 464530, entablada con el Tribunal Superior de Los Ángeles, División Civil Central Oeste, ubicado en 600 S. Commonwealth Ave., Los Ángeles, CA 90005. El juez a cargo de la causa es Judge Emilie H. Elias, juzgado numero CCW-324. Una copia de la demanda se encuentra disponible en www.pswplaw.com/cm/classactions/classactions81.asp.

Contact Information

  • CONTACTO A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:

    ROBERT RETANA
    Pearson, Simon, Warshaw & Penny
    44 Montgomery Street
    Suite 2450
    San Francisco, California 94104
    Teléfono: (415) 433-9000

    JAMES T. CAPRETZ
    CAPRETZ & ASSOCIATES
    5000 Birch Street, Suite 2500
    Newport Beach, CA 92660
    Telephone: (949) 724-3000