SOURCE: Ontario Federation of Labour

Ontario Federation of Labour

January 27, 2011 07:00 ET

Miles de manifestantes advierten al primer ministro canadiense y a las empresas extranjeras: Coloquen en primer lugar los intereses de los canadienses

TORONTO, CANADÁ--(Marketwire - January 27, 2011) - La empresa U.S. Steel y el gobierno conservador federal de Canadá serán el objetivo de la mayor manifestación desde la elección del gobierno minoritario del primer ministro Stephen Harper en 2006. Mientras el país se prepara para una elección federal, la protesta del sábado enviará a Harper un mensaje en un momento en el que busca captar votos en lo que constituye el centro manufacturero y la provincia más poblada de Canadá.

La masiva protesta de más de 10.000 personas está pautada para el 29 de enero a la 1 p. m. en el ayuntamiento de Hamilton, en Ontario. La ciudad se conoce como la "Ciudad de acero" de Canadá, el equivalente de Pittsburgh.

El público canadiense está enfurecido por el abismal incumplimiento de U.S. Steel de honrar las obligaciones con sus empleados y las metas de producción de acero, parte del trato original al que llegó con el gobierno canadiense para asegurar la compra de la empresa. Luego de reducir la fuerza laboral en más de 2200 empleados, U.S. Steel realizó un paro patronal el 7 de noviembre, el primer cierre en los 65 años de historia del sindicato. Ahora, la empresa está exigiendo que se elimine la indexación de las pensiones de los jubilados y que los nuevos empleados no reciban ningún tipo de pensión.

Las puertas de Canadá han estado abiertas de par en par para U.S. Steel, Vale Inco y otra gran cantidad de mega corporaciones extranjeras que están saqueando los recursos naturales del Canadá, si bien no ofrecen protección para los empleos canadienses, ni calidad de vida o seguridad en la jubilación," comentó, Sid Ryan, Presidente de la Federación de Trabajadores de Ontario, la más grande federación sindical canadiense que representa a un millón de trabajadores de Ontario. "La visión del primer ministro Harper del futuro de Canadá es una economía de bajos salarios en la que los jubilados están obligados a apostar su ingreso del seguro social en la bolsa de valores".

Con una inversión extranjera en los niveles más altos desde la Segunda Guerra Mundial, Harper sigue debilitando la Ley Canadiense sobre Inversiones, que contiene una cláusula que estipula que las empresas extranjeras deben suministrar a Canadá un beneficio neto. En los 12 meses anteriores a octubre de 2010, el gobierno federal revisó únicamente el 5% de más de 400 adquisiciones, lo que deja los intereses canadienses a merced de los inversionistas extranjeros. La falta de transparencia y de opinión pública en el proceso de revisión son también una fuente de frustración.

"La batalla que están librando los trabajadores en Hamilton se está viendo en comunidades en todo el país. Hamilton representa a cada ciudad y cada pueblo de Canadá y no será un día más de rutina para el gobierno conservador. Nuestro mensaje al primer ministro Harper es sencillo: ponga de primero los empleos y la jubilación de los canadienses, o el electorado canadiense le mostrará la puerta".

Contact Information



  • Personas de contacto:
    Federación Laboral de Ontario
    Sid Ryan
    Presidente
    416.209.0066 (celular)

    Federación Laboral de Ontario
    Joel Duff
    Director de comunicaciones
    416.443.7665 o 416.707.0349 (celular)

    Federación Laboral de Ontario
    Lynn Simmons
    Comunicaciones
    416.668.7480 (celular)