SOURCE: Etar Limited

December 16, 2013 20:32 ET

Nuestra mejor nueva herramienta de políticas exteriores: La Energía

LONDRES, REINO UNIDO--(Marketwired - Dec 16, 2013) - RealClearEnergy, 27 de noviembre de 2013

Por Alexander Mirtchev

Hasta la fecha, el extenso debate de políticas acerca de la producción de combustibles fósiles no tradicionales, tales como el gas de esquisto, y la resultante posibilidad del uso de estos recursos por Estados Unidos no se ha enfocado de manera adecuada en una importante consideración: las implicaciones de políticas exteriores y geoeconómicas y las ventajas para Estados Unidos, sus aliados y la seguridad económica global en general, que surgen de estos nuevos recursos de combustible fósil.

Los nuevos recursos de gas y las exportaciones de gas natural licuado (GNL) de Estados Unidos son un recurso económico agregado, que pueden permitir que Estados Unidos mitigue el suyo propio y la dependencia de muchos de sus aliados en Europa en las fuentes externas de combustibles fósiles. Europa depende excesivamente de las importaciones de gas, en especial desde Rusia, así como desde Algeria, Qatar y otros. Según la Agencia Internacional de Energía, Europa dependió de las importaciones de gas y petróleo en más del 60% de su demanda en 2010, y esta dependencia está prevista para aumentar a más del 80% para 2035. Al mismo tiempo, los proveedores de energía externa a la Unión Europea han demostrado su disposición de usar la ventaja de la dependencia de energía europea para propósitos de políticas exteriores. En varias ocasiones en la historia reciente, las disputas de Rusia con países a través de los que esos gaseoductos transitan, principalmente con Ucrania en 2006 y 2009, causaron ya sea escasez del abastecimiento real o temor a escasez de abastecimiento a Europa, lo que fue suficiente para agitar los mercados locales. El simple conocimiento de que Europa depende del gas extranjero ha permitido a los exportadoras utilizar el poder del productor como una ventaja de políticas exteriores.

La manera preferida de transportar gas a los mercados europeos ha sido los gaseoductos, sin embargo actualmente sólo hay una ruta de gaseoducto alternativa significativa en desarrollo, de Azerbaiyán a Europa, para proveer un control de la energía de gas natural ruso. Esto aumenta la importancia del GNL, la otra forma alternativa de abastecimiento a los mercados distantes. Debido a que el GNL se transporta en buques, el abastecimiento no está limitado por la infraestructura de ductos, más bien se puede distribuir a varios mercados, siempre y cuando existan las instalaciones de regasificación de GNL. Países europeos tales como Bélgica Francia, Italia, Países Bajos, Portugal y España actualmente importan GNL. Las plantas de regasificación de GNL y los crecientes abastecimientos de GNL en el mercado mundial aumentarán la seguridad de energía europea. Es aquí donde Estados Unidos está en posición de convertirse en una fuente de energía óptima adecuada y una seguridad de energía para sus aliados europeos.

Con enormes abastecimientos de gas natural y la capacidad técnica para producir grandes cantidades de gas sobre una base constante en años futuros, la introducción de volúmenes significativos de GNL de Estados Unidos a los mercados mundiales afectará el mercado actual, amenazará a los titulares y por último conducirá a la creación de un mercado spot de GNL mundial. No requerirá de una infraestructura duplicada, sino únicamente de ajustes suficientes y adaptación para asegurar que la pérdida de otros proveedores no limite a los consumidores. Una vez que los compradores europeos sean capaces de acceder los mercados globales de líquidos en lugar de contratos de largo plazo con uno o dos proveedores, estarán menos intimidados por los posibles cortes u otras formas de manipulación de los suministros de gas. La propia disponibilidad de una infraestructura y suministro de regasificación de GNL adecuados puede ser todo lo que se necesita para evitar que los exportadores de gas utilicen el abastecimiento de gas natural como una ventaja geopolítica, motivarlos a tomar en serio la diversificación e impulsar una ola de reformas de mercado, lo que contribuye a la mejora de la seguridad económica mundial.

Las oportunidades geopolíticas que presenta la revolución de esquisto y la perspectiva de las exportaciones de GNL no se pueden subestimar, y sin embargo, estas consideraciones parece que raramente se tienen en cuenta en el debate actual en Estados Unidos acerca de las exportaciones de GNL. La justificación económica del aumento de las exportaciones de GNL de Estados Unidos está bien documentada. Un reciente estudio de IHS coloca el incremento de la producción industrial en EUA en $252 mil millones para 2020, gracias a los precios más bajos de energía en EUA y otros 'excedentes' económicos de gas y petróleo no convencionales. Las objeciones se dividen en dos categorías: (i ) los grandes consumidores industriales de Estados Unidos que se benefician de los bajos precios del gas natural y por lo tanto , por razones cerradas quieren limitar la demanda cerrando los mercados de exportación para mantener un desequilibrio entre la oferta y la demanda que resulta en precios bajos artificiales; y (ii) los intereses ambientales opuestos a la fracturación hidráulica utilizados para producir mucho gas natural de EUA y que por lo tanto quieren cerrar los mercados de exportación para tratar de limitar la producción de gas. Mientras que el caso económico por sí solo supera estas objeciones, el caso de las exportaciones de GNL de EUA se fortalece aún más si se tiene en cuenta además la posición de las exportaciones estadounidenses de GNL para promover las políticas exteriores, los intereses geoeconómicos y geopolíticos de Estados Unidos . En lugar de ser un indicador de una retirada geopolítica de Estados Unidos, las nuevas oportunidades presentadas por el gas de esquisto y petróleo pueden ser predecir una posible expansión estratégica del rol geopolítico de Estados Unidos.

El Dr. Mirtchev es un economista que escribe frecuentemente acerca de cuestiones de energía y seguridad económica global.

Contact Information