SOURCE: UFCW Canada

UFCW Canada

March 29, 2012 12:41 ET

OIT reglamenta que la "buena fe" no es lo suficientemente buena para garantizar los derechos laborales de los trabajadores agrícolas en Ontario

La Organización Internacional del Trabajo coincide con la queja sobre los derechos humanos interpuesta por la UFCW Canadá y hace un llamado al gobierno de Ontario para enmendar las cínicas leyes de los trabajadores agrícolas.

TORONTO--(Marketwire - Mar 29, 2012) - La Organización Internacional del Trabajo ha coincidido con la UFCW Canadá con respecto a que la legislación de Ontario necesita ser enmendada para que los trabajadores agrícolas de Ontario puedan ejercer sus derechos constitucionales en sus centros de labores. El día Miércoles, la agencia de las Naciones Unidas que establece los estándares laborales internacionales, concluyó que el Acta de Protección de los Empleados Agrícolas de Ontario (AEPA por sus siglas en inglés) "es insuficiente para asegurar los derechos de negociación colectiva de los trabajadores agrícolas bajo los principios de libre asociación."

El fallo de la OIT es a consecuencia de una queja presentada en el año 2009 por la UFCW Canadá sobre la violación del AEPA a los derechos humanos y laborales de los trabajadores agrícolas de Ontario bajo la Convención de la OIT No. 87 - Libertad de Asociación y Protección por el Derecho a Organizarse (1948(; y la Convención de la OIT No. 98 - Derecho a Sindicalizarse y Negociar Colectivamente (1949). "La conclusión de la OIT es consistente con nuestra posición de que la AEPA no proporciona los asideros a los trabajadores agrícolas de Ontario para ejercer su derecho fundamental en los centros de labores para una representación significativa," dice Wayne Hanley, Presidente Nacional de la UFCW Canadá. "A menos que la AEPA sea corregida, los trabajadores agrícolas en Ontario continuarán siendo unos de los trabajadores más vulnerables y explotados en la provincia, y excluidos de los derechos y protecciones que otros trabajadores en la provincia tienen la libertad de ejercer."

En virtud de la AEPA - traída por el gobierno de Harris/Eves en el año 2002 - los trabajadores agrícolas podían unirse o formar asociaciones pero están excluidos de sindicalizarse. Pueden llevar a cabo representaciones ante sus empleadores, pero el empleador no está obligado al acta. En el año 2008, en el despertar de un reto a la Constitución de la UFCW Canadá, la Corte de Apelaciones de Ontario dictaminó que el AEPA violaba los derechos a la Libertad de Asociación de los trabajadores agrícolas bajo la Sección 2d, de la Constitución de Derechos y Libertades. En Abril del 2011, la Corte Suprema de Canadá revirtió tal decisión, y dijo que la AEPA proporcionaba libertad de asociación - bajo el supuesto que el empleador actuaría "de buena fe".

Sin embargo, de acuerdo al ILO, la buena fe no es suficiente. "La negociación colectiva implica un constante compromiso es un proceso de brindar y tomar, reconociendo la naturaleza voluntaria de la negociación colectiva y la autonomía de las partes. En la visión del Comité, el deber de considerar representaciones del empleador en buena fe, la misma que únicamente obliga a los empleadores a dar una razonable oportunidad para las representaciones y para escucharlas y leerlas - aunque sea hecho en buena fe, no garantiza tal proceso... Por lo tanto, el Comité concluye que la AEPA necesita ser modificada para asegurar el respeto hacia aquellos principios."

"Ni una sola vez desde que la AEPA fue promulgada en el año 2002, ningún grupo de trabajadores ha llegado a utilizar la AEPA para negociar con sus empleadores," dice Hanley, el líder del sindicato del sector privado más grande de Canadá, el cual por más de dos décadas ha conducido la campaña por la justicia de los trabajadores agrícolas en Ontario, y en asociación con la Alianza de los Trabajadores Agrícolas (AWA por sus siglas en inglés) opera diez centros de apoyo para trabajadores agrícolas en todo el país, incluyendo cuatro centros en Ontario. "Ya que de buena fe, los registros en la AEPA hablan por sí mismos, todos los días los trabajadores agrícolas son despedidos, amenazados, embarcados de regreso si se suscita una preocupación sobre su seguridad y sobre su trato."

"Estamos de acuerdo con la OIT que es tiempo para que el gobierno de Ontario dé un salto al estrado y haga lo correcto," dice el líder de la UFCW Canadá. "Hemos trabajado con, y para, los trabajadores de Ontario por dos decadas. Mas de 8,000 trabajadores agrícolas de Ontario son ahora miembros del AWA. Invitamos al gobierno a sentarse y a hacer las consultas para modificar la legislación y de reparar esta situación que actualmente está equivocada, es injusta y es una vergüenza internacional."

Contact Information