SOURCE: Lord Ashcroft KCMG

April 30, 2007 13:08 ET

Par británico encomienda campaña publicitaria para contrarrestar la propuesta de reiniciar la caza de ballenas

LONDON -- (MARKET WIRE) -- April 30, 2007 -- Se anunció hoy que Lord Ashcroft KCMG ha encomendado una campaña publicitaria televisiva sin precedentes que espera persuada a los habitantes de seis pequeñas naciones del Caribe para que no respalden planes de inspiración japonesa para derogar la prohibición de la caza comercial de ballenas.

Ashcroft ha diseñado y financiado la campaña de USD 500.000 “Tell Japan We'll Keep The Ban” (Díganle a Japón que mantendremos la prohibición), que se emitirá en todas y cada una de las seis naciones insulares cuyos votos espera volcar a favor de sostener la prohibición de caza de ballenas vigente. Las emisiones comenzarán mañana y seguirán todo el mes de mayo, anticipándose a la próxima reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) que se iniciará en Anchorage, Alaska a fines de mayo (i).

La campaña está montada junto con la Agencia de Investigación Ambiental (EIA, Environmental Investigation Agency) basada en el Reino Unido y en los EE.UU. La EIA es una de las principales organizaciones de campañas ambientales del mundo; durante más de veinte años ha investigado delitos ambientales en todo el planeta, a menudo encubiertos(ii).

En años recientes, el gobierno japonés, reconociendo la importancia de los votos nacionales en la CBI, ha estado reclutando activamente el apoyo de algunas de las naciones más pequeñas del mundo, intercambiando asistencia financiera por votos a favor de la caza de ballenas en las reuniones de la CBI. Los gobiernos de seis naciones insulares del Caribe oriental, con una población conjunta de aproximadamente medio millón de personas, han sucumbido ante estas propuestas. Se trata de Antigua y Barbuda; Dominica; Grenada; Saint Kitts y Nevis; Saint Lucia; Saint Vincent y las Granadinas. En todos los casos, los japoneses les han proporcionado a estas naciones apoyo financiero en forma de ayuda para la pesca.

Lord Ashcroft afirmó, "Entre las visiones que guardo con más fidelidad y cariño en la memoria se encuentran las ballenas jorobadas en los mares del sur, cerca de la Antártida. Ver a estas enormes y extraordinarias criaturas 'romper', lanzarse de cabeza primero fuera del agua y después caer de espaldas, es, desde mi punto de vista, una de las grandes maravillas del mundo. Está totalmente fuera de mi comprensión que los japoneses estén planeando arponear a cincuenta ballenas jorobadas el año que viene precisamente en el Santuario Ballenero de los mares del sur. Debemos convencer a nuestros amigos del Caribe de resistir al soborno japonés y de votar a favor de las ballenas y de la continuación de la prohibición."

Allan Thornton, Presidente de la Junta de la EIA indicó, "El osado plan japonés de matar cincuenta ballenas jorobadas en el Santuario de los mares del sur este invierno puede ser detenido si las naciones del Caribe se oponen a la permanente expansión del Japón de su caza comercial de ballenas. Esperamos que nuestros amigos del Caribe convenzan a sus gobiernos de que dejen vivir a las ballenas jorobadas y le "Digan a Japón que mantendremos la prohibición".

El comercial televisivo se puede descargar en el siguiente vínculo:

ftp://ftp.rushes.co.uk/

Fotografía de Lord Ashcroft:

http://www.ccnmatthews.com/docs/Lord_Ashcroft_TerryONeill.jpg

También del comercial televisivo:

http://www.ccnmatthews.com/docs/IMG_9161.jpg

Notas a los editores

- Lord Ashcroft pasa muchos días del año en el mar, buscando con regularidad y activamente ballenas en los lugares donde se alimentan o tienen cría para observar su comportamiento. Sus observaciones han tenido lugar desde el mar Ártico hasta el Antártico y han incluido numerosos océanos del mundo. Sin embargo, no se declara conservacionista ni ambientalista y, filosóficamente, no se opone a la matanza de animales cuando es necesaria. De todas maneras, fuera de la excepción menor de la caza de ballenas por parte de aborígenes para la subsistencia, considera que no existe justificativo científico ni comercial para la matanza de una de las criaturas más hermosas del mundo.

- La EIA es bien conocida por Ashcroft. Ya proporcionó ayuda y soporte financiero antes a una importante campaña de la EIA. En esta ocasión, la Agencia le pidió a Ashcroft que utilizara su influencia para apelar al gobierno de Belice con el fin de conseguir el apoyo permanente de esa nación contra las propuestas para reanudar la caza de ballenas en la Reunión Anual de la CBI en Saint Kitts en julio de 2006.

- Ashcroft tiene una afinidad íntima por las ballenas, los delfines y las marsopas, afinidad que se desarrolló durante muchos años de repetida observación de cetáceos en todo el planeta. Se convenció con facilidad de que debía acercarse a las autoridades de Belice con esa misión. Belice aceptó asistir a la reunión de St Kitts y votar contra las propuestas que contemplaban el reinicio de la caza de ballenas.

- El voto más importante fue de hecho ganado por las naciones contrarias a la caza de ballenas, con una mayoría de apenas un voto. La presencia de Belice en la reunión, por lo tanto, fue crucial, aunque Japón y sus partidarios habrían requerido una mayoría de tres cuartos para poder revertir la prohibición de caza de ballenas vigente.

- Después de la reunión de St Kitts, Ashcroft presentó una serie de preguntas en la Cámara de los Lores(iii), interrogando sobre la actitud del gobierno británico hacia la caza de ballenas. Tras una respuesta insatisfactoria a sus preguntas parlamentarias, Ashcroft decidió en cambio embarcarse en un programa de persuasión destinado directamente a los ciudadanos de las seis naciones del Caribe antes mencionadas y, así, a sus representantes electos.

(i) http://www.iwcoffice.org/meetings/meeting2007.htm

(ii) http://www.eia-global.org/

(iii) http://www.theyworkforyou.com/search/?pid=12884&s=section%3Awrans& pop=1

- También se puede obtener información adicional en los siguientes sitios Web:

www.caribbeanwhalefriends.org

www.lordashcroft.com

www.michaelashcroftfoundation.com

Comercial televisivo intenta evitar que se reanude la caza de ballenas

Durante todo el mes de mayo, se emitirá un sugerente comercial televisivo denominado "Díganle a Japón que mantendremos la prohibición" en seis naciones del Caribe que han sido reclutadas por Japón para apoyar un movimiento con el fin de reiniciar la caza de ballenas. Las primeras emisiones del comercial tendrán lugar mañana (ver el comercial(1)), y después habrá aproximadamente 1000 'anuncios' en los seis países.

Fruto de las ideas de Lord Ashcroft, el comercial ha sido producido con la esperanza de convencer a los habitantes de seis pequeñas naciones del Caribe de que presionen a sus gobiernos para que no respalden los planes inspirados por los japoneses de recomenzar la matanza de ballenas. Se trata de Antigua y Barbuda; Dominica; Grenada; Saint Kitts y Nevis; Saint Lucia; Saint Vincent y las Granadinas.

La campaña de USD 500.000, financiada por Ashcroft y producida junto con la Agencia de Investigación Ambiental (EIA) basada en el Reino Unido y en los EE.UU., se emitirá durante el lanzamiento de la inminente reunión de la Comisión Ballenera Internacional que comienza en Anchorage, Alaska a fines de mayo(2).

La voz del comercial número treinta y dos es el presentador Sir Trevor McDonald, nativo de Trinidad, que brindó gratuitamente sus servicios para apoyar la iniciativa. El comercial fue producido con el patrocinio de Glasshead, una galardonada empresa multimedia y de televisión independiente, por un equipo que incluyó al escritor Malcolm Gaskin, también director de la EIA. El productor fue Kim Collins y el director y editor fue Sam Hurford.

(1) ftp://ftp.rushes.co.uk/

(2) http://www.iwcoffice.org/meetings/meeting2007.htm

Producción posterior, acabado y efectos especiales Rushes.

Música original: Adelphoi Music. Títulos Digital Farm.

The Lord Ashcroft KCMG

Cámara de los Lores

Londres SW1A 0PW

Mayo de 2007

Carta abierta a las naciones de:

Antigua y Barbuda, Dominica, Grenada, St. Kitts y Nevis, St. Lucia, St. Vincent y las Granadinas

Estimados amigos

Las naciones soberanas independientes deben, por supuesto, ser libres de tomar sus propias decisiones. Igualmente, les pido que reconsideren el apoyo de su nación a la propuesta japonesa de recomenzar la matanza de ballenas. Les escribo como persona que se preocupa profundamente por el Caribe y que cree que oponerse en este momento a los japoneses es por los mejores intereses de estas naciones.

Las presiones sobre nuestros gobiernos y sobre sus pueblos son numerosas. Todas las naciones del Caribe necesitan obtener rédito más allá de sus playas y los proyectos públicos de todos lados piden a gritos el apoyo del extranjero.

Por estos motivos, nadie puede culpar a quienes han aceptado la ayuda financiera de los japoneses; pero esa asistencia debería proporcionarse sin pedir nada a cambio. La ayuda japonesa a menudo tiene connotaciones inaceptables. A cambio de la ayuda, esperan que su nación apoye con su voto en la Comisión Ballenera Internacional. Ese voto de apoyo se debe eliminar ya.

Todos necesitamos las ballenas. Representan las cualidades duraderas de nuestro planeta. Lamentablemente, también representan nuestra propia fragilidad. Nunca debemos dar por sentadas las ballenas, de la misma manera que nunca debemos dar por sentado nuestro planeta y estas hermosas islas.

En todo el Caribe son bienvenidos los ingresos que aporta el turismo, y los turistas vienen debido al medio ambiente. Eso incluye las ballenas, y las ballenas en sí representan una oportunidad mucho mayor de ingresos sustentables. En muchos lugares del mundo, las industrias turísticas prosperan gracias a actividades de avistaje de ballenas. Ésa todavía no es la posición en el Caribe, aunque hay varias operaciones de avistaje de ballenas que deberían ser alentadas. Tienen el potencial de generar importantes ganancias extranjeras.

Por el contrario, apoyar un movimiento para volver a introducir la caza comercial bien podría significar que esos mismos turistas le den la espalda al Caribe, y especialmente en las naciones insulares que han apoyado a Japón.

No puedo entender cómo o por qué alguien podría querer matar a una de nuestras criaturas más hermosas. Es imposible de justificar. La ayuda japonesa a las naciones del Caribe oriental resulta en que Japón mate cada vez más especies protegidas por las leyes internacionales.

Les pido por favor que reconsideren y apoyen la continuación de la prohibición de la matanza de ballenas. Las ballenas han habitado nuestros océanos durante millones de años. Ayuden a protegerlas. Por favor.

Gracias por leer esta carta.

Contact Information



  • Contactos:
    para Lord Ashcroft:
    Angela Entwistle
    020 7248 6700/07802 264769

    Alan Kilkenny
    01264 781228/07836 311639

    para la EIA:
    Allan Thornton
    + (1) 202 361 9641