SOURCE: IASLC

IASLC

September 09, 2015 21:58 ET

Resumen de la rueda de prensa del miércoles de la IASLC

La ciencia impulsa los avances en el tratamiento del cáncer de pulmón

DENVER, CO--(Marketwired - 9 de septiembre de 2015) - Los investigadores oncológicos “debemos atarnos los cordones de nuestras zapatillas” para mantenerse al día con el rápido ritmo de la investigación en materia de cáncer de pulmón, dijo el Dr. David R. Gandara, profesor de medicina, División de Hematología/Oncología, director del Programa de Oncología Torácica, Asesor Principal del Director del UC Davis Comprehensive Cancer Center, Sacramento, California.

El Dr. Gandara presentó el panel de la conferencia de prensa que se enfocó exclusivamente en la ciencia de la investigación del cáncer de pulmón, y señaló que es poco probable que haya una solución única para curar el cáncer de pulmón. Pero la investigación reciente muestra que los investigadores están refinando el concepto “del laboratorio a la práctica” y que se está acelerando el ritmo de llevar los descubrimientos del laboratorio a las clínicas.

“La evolución de la subtipificación del cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) de la histológica a la molecular, la integración de biomarcadores predictivos para terapias genómicamente definidas en la práctica clínica, y la traducción de una mejor comprensión de la inmunobiología en inmunoterapias de puntos de verificación son todos ejemplos ‘del laboratorio a la práctica’”, dijo. “Una mayor colaboración multidisciplinaria y la colaboración cada vez más internacional son imperativas para un rápido avance científico de la investigación y el tratamiento del cáncer de pulmón. La medicina de precisión basada en las características moleculares del tumor ya ha cambiado radicalmente la perspectiva de vida de muchos pacientes con cáncer de pulmón, y todavía queda mucho por hacer”.

La adición de anticuerpos monoclonales al tratamiento quimioterapéutico no mejora la supervivencia global
La adición del anticuerpo monoclonal bevacizumab al tratamiento quimioterapéutico para pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) extirpado quirúrgicamente no mejoró la supervivencia global, según un estudio de investigación presentado por la Dra. Heather Wakelee, profesora adjunta de medicina (oncología) en el Centro Médico de la Universidad de Stanford, en Stanford, en nombre del Grupo de Investigación del Cáncer ECOG-ACRIN.

Entre 2007 y 2013, el equipo de investigación dirigido por la Dra. Wakelee inscribió 1.501 pacientes con CPNM. El estudio seleccionó a los pacientes en forma aleatoria para recibir quimioterapia sola o quimioterapia con bevacizumab cada tres semanas durante un año.

Los pacientes con CNMP resecado en estadio IB (> 4 centímetros) a IIIA (6ª edición del Comité Conjunto Americano sobre el Cáncer (AJCC) fueron inscritos dentro de las seis a 12 semanas de la cirugía y estratificados por régimen quimioterapéutico, estadio, histología y sexo. Todos los pacientes debían recibir quimioterapia adyuvante consistente en cuatro ciclos programados de cisplatino de 75 mg/m2 cada tres semanas con vinorelbina, docetaxel, gemcitabina o pemetrexed.

La investigación asignó pacientes (1:1) al azar al brazo A (quimioterapia sola) o al brazo B, añadiendo 15 mg/kg de bevacizumab cada tres semanas comenzando con el ciclo 1 de la quimioterapia y continuando durante un año. No se permitió la radioterapia postoperatoria. El estudio tuvo el 85 por ciento de poder para detectar una reducción del 21 por ciento en la tasa de riesgo (TR) de la supervivencia global (SG) con una prueba de nivel 0,025 de un solo lado. La adición de bevacizumab a la quimioterapia adyuvante no mejoró la supervivencia de los pacientes con CPNM quirúrgicamente resecado en estadio temprano.

“El estudio pone de relieve la importancia de los ensayos aleatorios para probar -- o refutar -- la utilidad de los fármacos en diferentes etapas de la enfermedad”, dijo la Dra. Wakelee. “Con el desarrollo de otros agentes activos en el cáncer de pulmón metastásico, será importante investigarlos plenamente en las primeras etapas y no asumir que el beneficio observado en estadio avanzado también será probado en las primeras etapas, aunque podemos mantener la esperanza”.

El abandono del tabaco reduce la mortalidad en voluntarios de tomografía computarizada en baja dosis
La cesación tabáquica entre pacientes que participaron en un programa de cribado por tomografía computarizada de baja dosis (TCBD) está asociada con una reducción de la mortalidad de tres a cinco veces, según un estudio presentado hoy por el Dr. Ugo Pastorino, director de cirugía torácica, IRCCS Istituto Nazionale dei Tumori Foundation, Milán, Italia.

El Dr. Pastorino y su equipo analizaron 3.318 fumadores empedernidos que participaron en el cribado por TCBD. Los sujetos fueron divididos en dos grupos: los fumadores actuales y los exfumadores, estos últimos incluyen a los exfumadores en el momento del cribado inicial y aquellos que dejaron de fumar durante el período de cribado.

El Dr. Pastorino desarrolló este estudio por que, si bien los programas de cribado como el Ensayo Nacional del Cribado de Pulmón (ENCP) lograron una reducción del 7 por ciento en la mortalidad por cualquier causa con el cribado por TCBD, ningún estudio había examinado previamente el impacto de los hábitos de fumar en el resultado del cribado.

Después del seguimiento de los pacientes participantes, el equipo de Pastorino notó 151 muertes entre el grupo de fumadores y 109 muertes entre los que habían dejado de fumar. En comparación con el grupo de fumadores actuales, los que dejaron de fumar tuvieron una reducción del 23 por ciento en la mortalidad.

“La cesación tabáquica está asociada con una reducción significativa de la mortalidad en general de los fumadores empedernidos inscritos en los programas de cribado por TCBD”, informó. “El beneficio de la cesación tabáquica parece ser de tres a cinco veces mayor que el logrado por la detección precoz en el ensayo ENCP”.

Nuevo estudio revela nuevos mecanismos de resistencia ITQ
La mutación de EGFR (M+) es uno de los oncogenes conductores más comunes en el cáncer de pulmón, tipificado por altas tasas de respuesta cuando se trata con un inhibidor de la tirosina quinasa (ITQ), y una mediana de supervivencia libre de progresión de 10 meses, comúnmente debido a la aparición del T790M. La arquitectura genómica y el espectro de los tumores EGFR M+ pueden proporcionar información sobre los mecanismos de fracaso al tratamiento.

Un equipo dirigido por el Dr. Daniel SW Tan, especialista de oncología médica, National Cancer Centre Singapore, y científico clínico miembro del Instituto del Genoma de Singapur, llevó a cabo un estudio que realizó una secuenciación completa del exoma y ARN para determinar la arquitectura genómica del tratamiento del cáncer de pulmón con mutaciones del EGFR naïve, (N = 9, 47 sectores), así como para elucidar los mecanismos de resistencia del análisis de una serie de biopsias resistentes al ITQ.

Descubrió que las mutaciones de EGFR se producen constantemente en troncos y que estos tumores generalmente tenían una carga de mutación baja en todo el exoma (mediana 48, rango 9-98). El equipo también observó troncos cortos y alta diversidad clonal entre pacientes con cáncer de pulmón de Asia oriental. Las mutaciones del tronco se encuentran en todas las regiones de un tumor en particular, mientras que las mutaciones particulares o derivadas se encuentran solo en ciertas partes del tumor.

La secuenciación de varias regiones identificó además alteraciones del tronco conductor coexistente como un posible mecanismo para la resistencia primaria al ITQ de EGFR, que se ve en el 10-20 por ciento de los pacientes con mutaciones activantes del EGFR.

“Es probable que surjan más subgrupos adicionales dentro de pacientes con T790M positivos y negativos como aquellos con alta carga de mutación, y formen la base de nuevos enfoques terapéuticos incluyendo la inmunoterapia”, dijo el Dr. Tan.

El estudio del inhibidor de EGFR cetuximab apoya una estrategia de biomarcadores para pacientes individuales
El análisis de un gran ensayo clínico de fase III (S0819) que investiga la adición de un anticuerpo monoclonal dirigido al receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) a la quimioterapia en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) sugiere que los pacientes con cáncer de pulmón de células escamosas con tumores positivos para el número de copias del gen EGFR (FISH) tienen una ventaja de supervivencia, mientras que los pacientes de histología no escamosa y los EGFR FISH negativo no obtienen esta misma ventaja.

El Dr. Roy Herbst, profesor de medicina, profesor de farmacología, jefe de oncología médica, director del programa de investigación de oncología torácica, director asociado de investigación traslacional, Yale Comprehensive Cancer Center, Facultad de Medicina de Yale, New Haven (Conn.), presentó la investigación en nombre del SWOG, un grupo nacional financiado por el Instituto Nacional del Cáncer, y la Red Nacional de Ensayos Clínicos (NCTN).

Las investigaciones anteriores demostraron que el cetuximab aumenta moderadamente la supervivencia en pacientes con CPNM avanzado.

“Nuestro trabajo previo sugirió que el número de copias del gen EGFR medido por hibridación in situ fluorescente (FISH) podría identificar a los pacientes con más probabilidades de beneficiarse de la adición de cetuximab”, dijo Herbst.

Los pacientes elegibles para este ensayo de fase III habían sido recientemente diagnosticados con CPNM en estadio IV. Los pacientes con metástasis cerebrales controladas pudieron participar del ensayo. El estudio requirió que todos los pacientes tuvieran tejido tumoral disponible para las pruebas moleculares, incluyendo EGFR FISH, que era un punto final coprimario del ensayo. La aleatorización fue estratificada por idoneidad para el tratamiento con bevacizumab, estado del tabaquismo y subetapa M. Los objetivos coprimarios fueron la supervivencia libre de progresión (SLP) en pacientes con EGFR-FISH positivo (FISH+) y la supervivencia global (SG) en la población del estudio global (PEG).

“El carcinoma de células escamosas es un subtipo minoritario del cáncer de pulmón por el que hemos visto algunas nuevas terapias dirigidas en los últimos 20 años. Estos datos son hipótesis que generan, sugieren que FISH EGFR es un biomarcador potencial que puede ser utilizado para el estudio del cetuximab o fármacos similares en el futuro”, dijo Herbst. “Estos datos apoyan el uso de este biomarcador para determinar quién debe recibir un anticuerpo inhibidor de EGFR con quimioterapia, dentro del subgrupo escamoso”.

Análisis correlativos de EGFR IHC y FISH (ensayo SQUIRE)
Anteriormente los investigadores que informaron sobre los resultados del estudio SQUIRE demostraron que la adición de necitumamub a gemcitabina-cisplatino mejoraba la supervivencia global en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico escamoso (CPNM) en estadio IV. A modo de seguimiento de estas conclusiones, el Dr. Fred R. Hirsch, profesor de medicina y patología de la Universidad de Colorado, presentó hoy un análisis adicional de la relación con la proteína del receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) y el número de copias del gen EGFR.

El análisis mostró que no existe ninguna tendencia consistente ni puntos de corte obvios para la relación entre la supervivencia global o la supervivencia libre de progresión con la proteína EGFR en todo el rango de valores IHC al comparar brazos de tratamiento. El tejido tumoral archivado con resultados evaluables para el análisis exploratorio de EGFR FISH estaba disponible para el 51,0 por ciento de los pacientes. De estos, 208 pacientes (37,3 por ciento) habían aumentado el número de copias del gen EGFR (FISH positivo). El estudio sí observó una tendencia de un mayor beneficio de necitumumab en pacientes EGFR FISH positivos. El índice de riesgo (HR) del tratamiento para pacientes FISH positivos y negativos fue de 0,70 y 1,02 para OS, y 0,71 y 1,04 para PFS. Sin embargo, la interacción del aumento del número de copias del gen EGFR con el tratamiento no fue estadísticamente significativa tanto para OS como para PFS.

Hirsch concluyó que el análisis de la expresión de la proteína EGFR no identificó tendencias consistentes relacionadas con los resultados de eficacia en todo el rango de valores IHC. Sin embargo, el aumento del número de copias del gen EGFR mostró una tendencia a un HR más favorable. No obstante, ambos marcadores biológicos y, en particular, el biomarcador FISH, mostraron suficientes tendencias potenciales para ser investigadas en futuros ensayos clínicos.

El moderador de la rueda de prensa fue el Dr. Paul A. Bunn, Jr., ex CEO de la IASLC, profesor distinguido, División de Oncología Médica de la Universidad de Colorado, Cancer Center of the Univ. of Colorado School of Medicine.

Acerca del WCLC:

El WCLC es el encuentro más importante del mundo dedicado al cáncer de pulmón y otros tumores torácicos malignos, que congrega a más de 7.000 investigadores, médicos y especialistas de más de 100 países. El objetivo de la conferencia es aumentar la concienciación y la colaboración para que se puedan entender y aplicar en todo el mundo los últimos avances en materia de cáncer de pulmón. Bajo el tema “Lucha contra el cáncer de pulmón”, la conferencia cubrirá una amplia gama de disciplinas y dará a conocer varios estudios de investigación y resultados de los ensayos clínicos. Por primera vez, la IASLC ha invitado a sobrevivientes de cáncer para asistir a la conferencia de forma gratuita. Para obtener más información sobre el WCLC 2015, visite: http://wclc2015.iaslc.org/.

Acerca de the IASLC:

La Asociación Internacional para el Estudio del Cáncer de Pulmón (IASLC) es la única organización mundial dedicada específicamente al estudio del cáncer de pulmón. Fundada en 1974, la membresía de la asociación incluye cerca de 4.000 especialistas en cáncer de pulmón de 80 países. Para obtener más información, visite: https://www.iaslc.org/.

Contact Information