SOURCE: Angel Reyes

September 09, 2008 10:47 ET

Un estudio universitario muestra mejores resultados dentro de procesos judiciales para las personas que hablan inglés

DALLAS, TEXAS--(Marketwire - September 9, 2008) - Un estudio realizado por el Rawls College of Business(TM) del Texas Tech University indica que los demandantes hispanos que hablan inglés experimentan mejores resultados dentro de procesos civiles que sus contrapartes que no hablan el idioma.

El estudio, presentado en un trabajo realizado por Ángel Reyes, un abogado de la ciudad de Dallas, y por los profesores de Texas Tech, Bradley T. Ewing, Ph.D. y James C. Wetherbe, Ph.D., se basa en los resultados de más de 200 sentencias relacionadas a lesiones personales emitidas entre los años 1996 y 2007. Al examinar los casos, los autores buscaron determinar si algún factor podría ser atribuido a las sentencias dictadas por los jurados donde los montos atribuidos eran significantemente menores a lo que fue ofrecido a los demandantes durante los acuerdos fuera de juzgado.

Mientras que otro estudio reciente mostró que los veredictos emitidos por los jurados raramente son mayores al último acuerdo ofrecido, los resultados del estudio de Reyes-Ewing-Wetherbe indican que los demandantes hispanos que eran asistidos por un interprete durante su testimonio eran 15 por ciento menos propensos que los hablantes de inglés a obtener un veredicto que sobrepase la última oferta ofrecida en el acuerdo.

"Lo que este estudio muestra es que puede que la Señora Justicia esté con los ojos vendados, pero ciertamente no está sorda”, comentó el Sr. Reyes, coautor del estudio. “Este estudio levanta grandes incógnitas no sólo sobre el derecho a un juicio oral justo, que se constituye en una de las bases de nuestra Constitución, pero también sobre el impacto económico y social presentado por las diferencias lingüísticas dentro de nuestro sistema legal".

El estudio realizado por Reyes-Ewing-Wetherbe, basado en 223 veredictos emitidos por jurados con relación a procesos por lesiones personales durante la última década en más de 16 condados de Texas, resalta los desafíos encarados no sólo por los ciudadanos que no hablan inglés, pero también por la comunidad hispana en su totalidad.

"Entramos a este proyecto esperando encontrar alguna disparidad, y a pesar que fue un estudio limitado, los resultados realmente nos abrieron los ojos", expresó el Sr. Reyes. "El descubrimiento de que los veredictos emitidos por los jurados puede que no sean equitativos con el idioma también debería ser de interés de los elaboradores de políticas, jueces, y líderes de la comunidad que tratan temas relacionados a los hispanos. Esto es algo que definitivamente amerita ser investigado con mayor detalle”.

Para obtener mayor información sobre el estudio que involucra el idioma y los resultados dentro de procesos judiciales, por favor póngase en contacto con Mark Annick al 800-559-4534, 214-213-1754 (móvil) o a mark@androvett.com.

Contact Information