SOURCE: World Heart Federation

World Heart Federation

March 03, 2011 19:06 ET

Urgente acción necesaria para evitar que la enfermedad cardíaca reumática cause la muerte e incapacidad a miles de millones de personas atrapadas en la mayor pobreza

- Expertos internacionales abordan " La larga estela de la equidad de la salud mundial: abordando las enfermedades endémicas no transmisibles de los miles de millones de personas atrapadas en la mayor pobreza" en Harvard -

BOSTON, MASSACHUSETTS--(Marketwire - March 3, 2011) - Una grave falta de concienciación, apoyo y voluntad política se traduce en cientos de miles de niños y adultos jóvenes víctimas de la enfermedad cardíaca reumática (ECR) en los países de mayor pobreza en el mundo, según expertos que expondrán hoy en la conferencia titulada "The Long Tail of Global Health Equity: Tackling the Endemic Non-Communicable Diseases of the Bottom Billion" (La larga estela de la equidad de la salud mundial: abordando las enfermedades endémicas no transmisibles de los miles de millones de personas atrapadas en la mayor pobreza), patrocinada por el departamento de salud mundial y medicina social (DGHSM) de la facultad de medicina de Harvard. La conferencia fue organizada por Partners In Health (PIH) en colaboración con Brigham and Women's Hospital (BWH), Harvard School of Public Health (HSPH), la Fuerza de Trabajo Global en la Expansión del Acceso a Atención y Control del Cáncer en Países en Desarrollo y la NCDAlliance.

"La ECR innecesariamente mata e incapacita a personas que viven en la extrema pobreza", dijo Johanna Ralston, directora ejecutiva de la Federación Mundial Cardíaca (WHF) de la reunión en Harvard. "La alta prevalencia de la enfermedad se ha convertido en un indicador de pobreza y en un importante factor que alimenta las crecientes inequidades de la salud".

"La ECR afecta principalmente a los niños, adolescentes y adultos jóvenes. La ECR se puede prevenir utilizando uno de los antibióticos más antiguos y económicos en el formulario, la penicilina", dijo el Dr. Jonathan Carapetis, experto en ECR de la World Heart Federation y director de Menzies School de Investigación de Salud en Darwin, Australia. "Prácticamente ha sido eliminada en los países más ricos y está disminuyendo rápidamente en las economías emergentes sin embargo continúa devastadora entre los más pobres de los pobres".

"El financiamiento requerido es mínimo y en algunos casos el control exitoso se podría lograr reprioritizando los presupuestos existentes", continuó el Dr. Carapetis. "En las Islas Pacífico, los pacientes con ECR seria tienen que viajar al exterior para someterse a costosas operaciones de válvula coronaria lo que implica un peso significativo para el presupuesto del gobierno local asignado a la ECR. Sin embargo, sería posible desarrollar un programa de control coordinado para evitar el progreso de la ECR severa por sólo una fracción de los costos de estas operaciones. Esto evitaría que los niños y jóvenes tengan daños cardíacos en primer lugar".

Algunos estimados anteriores indican que más de 15 millones de personas sufren de ECR y 350.000 mueren cada año mientras muchas más quedan deshabilitadas.(i) Sin embargo un estudio reciente de Nicaragua sugirió que estos datos pueden subestimar el número de personas con la enfermedad por un factor de cuatro a cinco. Lo que significa que entre 62 millones y 78 millones de individuos en todo el mundo actualmente pueden tener ECR, lo que podría resultar potencialmente en 1,4 millones de muertes al año a causa de ECR y sus complicaciones.(ii)

Mayor apoyo necesario para los programas de ECR

Cuando la ECR se pudo controlar en los países ricos durante la segunda mitad del siglo XX fue suprimida de algunas agendas del congreso, ampliamente eliminada del plan de estudios de las facultades de medicina y el financiamiento de investigaciones fue reducido significativamente. Como resultado, la investigación, la prevención y el control no tienen los fondos suficientes. Sin embargo nuevos líderes emergen de las comunidades de medicina de los países más afectados por la enfermedad.

Un grupo en Sudáfrica, liderado por el Dr. Bongani Mayosi (Groote Schuur Hospital and University de Cape Town, Sudáfrica), estableció una iniciativa en diez países africanos, el programa de Awareness Surveillance Advocacy Prevention (ASAP – Concienciación, Vigilancia, Apoyo, Prevención), que tiene el objetivo de ayudar a reducir la carga de la ECR y contribuir a eliminar la fiebre reumática.

"La ECR es un problema de salud serio en los países subsaharianos y fue evidente que necesitamos tomar medidas por nuestra propia cuenta para erradicar esta enfermedad", dijo el Dr. Mayosi. "A través de la iniciativa ASAP hemos movilizado investigadores y activistas de salud de todo el continente para obtener un conocimiento adecuado de la prevalencia de la ECR, la historia natural de la enfermedad y la práctica médica actual para desarrollar un método expansivo que resulte en África.

La Federación Mundial del Corazón emerge como líder de esfuerzos globales para el control de la ECR y apoya la iniciativa ASAP. "En muchos de los países más pobres del mundo la ECR es la principal causa de la enfermedad cardíaca adquirida", comentó Johanna Ralston. "La Federación Mundial del Corazón se dedica a trabajar con doctores, pacientes y otras organizaciones para construir un compromiso para la prevención y control de esta enfermedad".

Acerca de la ECR

La ECR es una condición cardíaca crónica causada por la fiebre reumática. La fiebre reumática, en su lugar, es una enfermedad inflamatoria causada por un una infección estreptocócica grupo A (strep) precedente. La ECR es un problema sustancial de salud en el mundo que puede resultar en un daño cardíaco irreversible y muerte. La ECR ocurre predominantemente en países en vías de desarrollo y también es común en las poblaciones más pobres en países de medianos ingresos (ej. Brasil e India) y en algunas poblaciones indígenas en los países ricos (Australia, Nueva Zelanda). La ECR continuará siendo un problema global a menos que las iniciativas de prevención actuales sean expendidas y sustentadas.

La ECR se puede prevenir y controlar

El tratamiento de inflamación estreptocócica con antibióticos puede prevenir la fiebre reumática. Los antibióticos regulares (generalmente inyecciones mensuales) pueden evitar que los pacientes con fiebre reumática contraigan mayores infecciones strep y el progreso del daño de la válvula. El antibiótico (penicilina G benzatina) de uso más común esta fuera de patente y se puede administrar a través de cuidados primarios básicos por apenas unos centavos.

Acerca de la Federación Mundial del Corazón

La Federación Mundial del Corazón se dedica a liderar la lucha mundial contra las enfermedades cardíacas y los paros cerebrales con un enfoque en los países de bajos y medianos ingresos a través de una comunidad unida de más de 200 organizaciones miembros. Conjuntamente con sus miembros, la Federación Mundial del Corazón trabaja para crear un compromiso mundial para abordar la salud cardiovascular a nivel de las políticas, generar e intercambiar ideas, compartir mejores prácticas, avanzar conocimientos científicos y promover la transferencia de conocimiento para enfrentar las enfermedades cardiovasculares, la causa de muerte número uno en el mundo. Es una organización de cada vez más miembros, que une las fortalezas de las sociedades médicas y fundaciones cardíacas de más de 100 países. A través de nuestros esfuerzos colectivos podemos ayudar a las personas en todo el mundo a llevar una vida más larga y mejor con un corazón saludable. www.worldheart.org.

(i) Carapetis JR, Steer AC, Mulholland EK, Weber M. El peso global de las enfermedades estreptocócicas grupo A. Lancet Infect Dis 2005; 5:685- 694.

(ii) Paar JA, Berrios NM, Rose JD et al. Prevalencia de la Enfermedad Cardíaca Reumática en niños y adultos jóvenes en Nicaragua. Am J Cardiol 2010;105:1809 -1814.

Contact Information