SOURCE: RoboticOncology.com

prostate cancer treatment, robotic surgery, robotic prostatectomy, roboticoncology.com, Dr. Samadi

February 24, 2011 18:07 ET

Vicente Rivero, conocido como "Pequeño Johnny", músico y sobreviviente de cáncer de próstata cuenta cómo el Dr. David B. Samadi, experto en la materia, salvó su vida

NUEVA YORK, NY--(Marketwire - February 24, 2011) - Vicente Rivero, conguero de Son De Hoy y anteriormente de La Sonora Ponceña, dice que él y el Dr. David B. Samadi, experto en cirugía robótica, tienen mucho en común. "Me entrego por completo a mi música, 100%, para que la gente pueda disfrutarla", dijo Rivero. "Si no hago lo correcto para mis fans, yo no soy feliz, lo mismo le sucede al Dr. Samadi con sus pacientes". Y Rivero, de 53 años, lo sabe por experiencia, después de haber superado con éxito una prostatectomía robótica por cáncer de próstata el 31 de enero, dice que se siente estupendamente y que se lo debe todo al Dr. Samadi, Vicepresidente del Departamento de Urología y Jefe de Robótica y Cirugía Mínimamente Invasiva del Centro Médico Mount Sinai en la ciudad de Nueva York.

Un amigo de la esposa de Rivero, Melinda, le recomendó al Dr. Samadi. "Toda mi investigación apuntaba a Samadi desde el principio", dijo Rivero, cuyo padre es un sobreviviente de cáncer de próstata, como resultado de la radioterapia. Rivero se había hecho exámenes dos veces al año desde los 50 años y tenía dolores de espalda y micción frecuente. Se le diagnosticó cáncer de próstata el 13 de octubre de 2010. Un mes más tarde, una biopsia confirmó dicho diagnóstico.

"Yo sabía que a mi edad, la mejor opción era la cirugía robótica", dijo Rivero. El personal del Dr. Samadi le ayudó a Rivero a hacer los arreglos y prepararse para la cirugía. "El personal de Samadi fue fabuloso, me visitó antes de la cirugía y cada uno tenía una posición en la sala de operaciones", dijo Rivero, "Me sentí muy cómodo y seguro. Entré en la sala de operaciones lleno de alegría”.

Rivero y su esposa Melinda conocieron al Dr. Samadi el mismo día de la cirugía, en cuyo momento, Melinda tenía una sola exigencia, “Le dije, 'no quiero que nadie más que usted toque a mi marido’”. El Dr. Samadi le respondió:" Le prometo que yo me encargaré de toda la operación —nadie más lo tocará".

Después de 2 horas de cirugía, el Dr. Samadi le anunció a la esposa de Rivero, "La operación terminó y fue un éxito. No le toqué un solo nervio —ahí tiene a su esposo". "Por lo general, la gente llora antes de la operación, pero en nuestro caso fue diferente, ¡comenzamos a llorar en la sala de espera!", dijo Melinda. Rivero fue dado de alta después de 2 noches, debido a una tormenta de nieve en Nueva York. Su catéter fue retirado el 8 de febrero. Desde entonces, ha experimentado sólo un pequeño derrame, que es completamente normal.

El consejo de Rivero para todos los hombres es que se hagan un examen —en especial los hispanos, que por lo general evitan el tratamiento médico. "El Dr. Samadi es brillante”, dijo. Si alguien tiene miedo al tratamiento, no se preocupe, porque con Samadi, todo saldrá bien. Puede ponerse en sus manos con los ojos cerrados y saber que él puede salvarle la vida y, lo más importante, su calidad de vida".

Contact Information